El coreano que quiere traer alta tecnología al país de la mano del gobierno de Petro

Junto a empresarios coreanos, el director de KOTRA, la oficina comercial de Corea del Sur en Colombia, quiere apoyar a la ministra Cecilia López con minAgricultura

Cecilia López, quien fue nombrada en ese momento, ya trabajaba dos turnos sin haber tomado posesión de su cargo como ministra de Agricultura. Entre encuentros y encuentros de alto nivel, el exdirector del DNP dialogó con diversos sectores en discusiones abiertas sobre una de las promesas clave del presidente Gustavo Petro: la reforma rural integral, punto uno del acuerdo de paz de 2016, que se enfoca en fortalecer la agricultura colombiana desde las bases de peones.

Al dirigirse a representantes de multinacionales surcoreanas durante un desayuno organizado por la Cámara de Comercio Colombo-Coreana y KOTRA el 27 de julio en Bogotá, el Ministro López destacó cerrar las brechas socioeconómicas del campo, aumentar la productividad agrícola e introducir un sistema catastral por parte de los coreanos. Agencia de Promoción de Exportaciones.

Las intervenciones durante el evento, en su mayoría breves y concisas, aludieron a la experiencia y sentido de la posibilidad de cooperación entre los dos gobiernos.

Hace algunas décadas, Corea del Sur tenía necesidades muy similares en términos de agricultura y agronegocios a las que tiene Colombia hoy. Hoy, Corea se ubica como el tercer país más grande del mundo con la mayor eficiencia agroindustrial, aunque menos del 20% de su superficie total es tierra cultivable. Sin duda, la tecnología fue la clave para hacer realidad lo que antes parecía imposible en este país asiático, que en particular dejó clara su intención de apoyar la gestión del Ministerio de Agricultura.

Y es que hoy en día cada hectárea de territorio rural en Corea está registrada en un mapa catastral 3D disponible al público gestionado por XL, la Autoridad Nacional de Tierras de Corea del Sur, entidad que ha desarrollado proyectos colaborativos en Chile (Consultoría de Sistema Cadastral, Master Plan) , Uruguay, Jamaica y otros países de todos los continentes del mundo para automatizar y digitalizar el uso y la propiedad del paisaje de Corea del Sur para optimizarlo al máximo.

Sin embargo, sobre el tema de la productividad, los particulares presentes expresaron su opinión, algunos representantes de gigantes como Samsung, LG, POSCO y muchos otros. Las lentas intervenciones fueron claras: esta tarea no puede quedar en manos exclusivas del gobierno o del Estado, que a través del ministerio deben allanar el camino para el gran salto en el desarrollo agropecuario.pero cuál será la inversión privada y el compromiso empresarial que revolucionará la competitividad de este sector. Así fue en Corea, así debe ser en Colombia.

Allí, entre los atentos espectadores, el director de la agencia de publicidad comercial KOTRA en Colombia, el Sr. Suk Soo Jung, pidió hablar en cuidadoso silencio. Asumió la presidencia de la oficina comercial de Corea en Bogotá en febrero pasado con una tarea clave asignada por el máximo gobierno de su país: convertir a Corea en el aliado clave de Colombia en la modernización del sector agrícola. En otras palabras, aterrizar y socializar el concepto de agricultura inteligente o “smart farming” en esta tierra de suelo fértil, que poco o nada tiene que ver con la revolución tecnológica en la agricultura, que en Corea ya es una norma y no un privilegio. . Razón principal de la excelencia productiva del sector agroindustrial de este país.

Según el Sr. Jung, no hay docenas, sino cientos de empresas coreanas de tecnología agrícola que estarían dispuestas e interesadas en apoyar la transformación agroindustrial por la que Colombia lucha con el nuevo gobierno. Esto sin tener en cuenta las intenciones políticas sobre la mesa a nivel de gobierno en relación con la cooperación internacional.

Hoy, Corea del Sur es el quinto socio comercial más importante de Colombia y uno de los más importantes. Mientras que Colombia importó alrededor de $800 millones entre tecnología coreana, automóviles, autopartes, cosméticos y productos terminados del sector farmacéutico en 2021; Corea del Sur compró casi $600 millones a Colombia, con aproximadamente el 70% de las ventas destinadas al sector agrícola de Colombia, según datos de ProColombia.

El que fuera el único aliado militar sudamericano de los coreanos durante la Guerra de Corea en la década de 1950 es ahora un importante proveedor de alimentos, que goza de la más alta reputación por parte del estado surcoreano y que tiene una importancia más allá del comercio. En palabras de la más alta diplomacia surcoreana, “Colombia y Corea son -y serán siempre- aliados de sangre”.

Actualmente se están instalando granjas interiores verticales en las estaciones de metro de la capital de Corea del Sur, Seúl, para utilizar el espacio no utilizado para aumentar la productividad y el conocimiento de los residentes urbanos. A medida que la gente pasa, puede ver las granjas inteligentes en funcionamiento mientras respira el aire limpio que entregan a la estación. Las verduras que se cultivan en estos pequeños invernaderos se consumen en las granjas comerciales que los rodean en cada estación de metro. Estas granjas verticales también se pueden ver en edificios, restaurantes y supermercados en toda Corea.

Leave a Comment