Experimenta con tecnología costarricense hasta el más mínimo detalle para viajar al espacio

Un proyecto de ciencia hecho con talento costarricense está listo para ir al espacio en noviembre. El objetivo de este dispositivo es estudiar las propiedades del hongo Fusarium oxysporum, que causa una enfermedad conocida como enfermedad de Panamá en las plantaciones de banano y buscar posibles tratamientos.

Que El proyecto se llama Musa y nació de una empresa costarricense de exploración espacial llamado Orbital Space Technologies (OST), que nació de la mano de estudiantes y egresados ​​del Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec). Llamaron al proyecto Musa porque es el nombre del género de flores que crecen en las plantas de banano.

A finales de noviembre despegará del cosmódromo de Esrange en Suecia el cohete que lanzará este dispositivo al espacio. Será el segundo artefacto con sello costarricense en viajar al espacio desde Primero fue un CubeSat, o minúsculo satélite, que llegó a la Estación Espacial Internacional (ISS) en mayo de 2018.

Esta es una iniciativa fruto de un acuerdo entre la OST, el Laboratorio de Sistemas Espaciales del Tec (SETEC-Lab), la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE) y empresas suecas.

“Este proyecto es sumamente importante en la lucha mundial contra el mal de Panamá, es un enfoque novedoso que allanaría el camino hacia una solución innovadora al problema que aqueja al sector bananero desde hace más de 70 años”, dijo Carlos Rodríguez Delgado, operativo gerente de OST, en un comunicado del Tec.

Según el investigador, se trata de una plaga que provoca pérdidas de hasta un 80% en las plantaciones de banano a nivel mundial, poniendo en peligro a toda la industria bananera de la región y a las personas que dependen de ella.

copiado!

Según detalló en una entrevista concedida en enero pasado, los científicos costarricenses realizarán un estudio biológico en condiciones de microgravedad en el espacio, aprovechando una ventaja especial de la microgravedad: obtener los resultados del experimento “casi inmediatamente”.

Para ello, los científicos diseñan y crean un CubeSat (un satélite miniaturizado para la exploración espacial) que es como un artefacto cúbico de alta tecnología que cumplirá la misión de recopilar información que solo se puede lograr en el espacio sin gravedad.

Dos cultivos de hongos entran en el balde: un cultivo de hongos Fusarium oxysporumque causa la enfermedad de Fusarium Raza 4 y un cultivo del hongo Trichoderma harzianumbeneficioso para las plantas, actuando como agente de control biológico contra diversos fitopatógenos como Fusarium.

Por lo tanto, se está estudiando el comportamiento de estos hongos en microgravedad para obtener potencialmente información que ayude a encontrar una cura para la enfermedad del banano.

El vuelo es financiado por una recaudación de fondos y con la ayuda de patrocinios de empresas privadas, en particular Arroz Imperio, Liberty Empresas y Nassar Abogados Centroamérica.

“Para el Laboratorio de Sistemas Espaciales este proyecto es importante porque es la primera vez que una empresa privada costarricense, OST, desarrolla e implementa completamente un experimento espacial asesorado por el Tec para un vuelo suborbital”. están creando no solo conocimiento, sino también valores que finalmente se ven reflejados en el desarrollo económico del país”, comentó Johan Carvajal Godínez de SETEC-Lab.

Carvajal explicó que MUSA permitirá probar la tecnología costarricense necesaria para desarrollar nuevos experimentos a bordo de naves espaciales como la Estación Espacial Internacional (ISS).

Los detalles del proyecto se darán a conocer en un evento el jueves 1 de septiembre, donde se exhibirá el dispositivo que será enviado al espacio. Esta presentación es parte de la verificación tecnológica del experimento.

Leave a Comment