La tecnología digital es responsable del 40% de las emisiones en Europa

Madrid, 19 oct (EFE).- Solo las tecnologías digitales utilizadas en la Unión Europea suponen el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que Europa se ha comprometido a cumplir con el compromiso de mantener la temperatura del planeta por debajo de 1,5 grados.

Así se desprende del estudio “Tecnologías digitales en Europa: un enfoque medioambiental del ciclo de vida”, impulsado por el grupo Los Verdes/Alianza Libre Europea en el Parlamento Europeo y publicado este miércoles en España por la Fundación Transición Verde.

El estudio pretende dar respuesta a preguntas como: B. qué impacto ambiental tienen las tecnologías digitales en Europa o cuáles son las tendencias actuales en el sector digital y cómo determinan la consecución de los objetivos ambientales de la Unión Europea, según un comunicado de Green Transition.

El presidente de Transición Verde, Pepe Larios, ha asegurado que el informe concluye que las tecnologías digitales impactan “muy gravemente” en el medio ambiente y que “se espera que su impacto aumente exponencialmente en los próximos 5-10 años”.

Por ello, según Larios, “desmonta el mito de la inmaterialidad del mundo digital, la creencia de que es ecológico por definición”.

Las investigaciones muestran que el 40% de los impactos ambientales de las tecnologías de la información y la comunicación se deben al agotamiento de los recursos mineros metálicos y al uso de recursos fósiles, principalmente en la etapa de fabricación de equipos.

el consumo de energía

El estudio también muestra que alrededor del 10% del consumo de electricidad en la Unión Europea se destina a tecnologías digitales y que los mayores impactos ocurren durante el proceso de fabricación, antes de que los dispositivos se usen realmente.

Además, el 71 % del daño ambiental proviene de los dispositivos destinados al usuario final, en lugar de los centros de datos (18 % del daño) o la red (11 %), mientras que el 82 % de los desechos se genera durante la fabricación.

El informe también incluye una serie de recomendaciones, tales como: B. La introducción de una legislación efectiva que aborde la obsolescencia programada mediante la extensión de la vida y la reutilización de los productos tecnológicos.

Asimismo, es recomendable reforzar la autonomía energética de la Unión Europea en materia de materias primas para convertirla en líder industrial en materias primas secundarias a través de estándares y objetivos de reciclabilidad y asegurando la recogida sistemática de los RAEE. EFEverde

Leave a Comment